10:50hs 15:50hs
Todos los resultados

Los que quedaron:

Sudáfrica  -  Francia  -  Grecia  -  Nigeria  -  Eslovenia  -  Argelia  -  Australia  -  Serbia  -  Dinamarca  -  Camerún  -  Costa de Marfil  -  Corea del N.  -  Nueva Zelanda  -  Italia  -  Suiza
Honduras  -  Corea del S.  -  EE.UU.  -  Inglaterra  -  México  -  Eslovaquia  -  Chile  -  Japón  -  Portugal  -  Brasil  -  Ghana  -  Argentina  -  Paraguay

Costa de Marfil se fue del Mundial con una goleada

Le ganó 3-0 a Corea del Norte, pero se tuvo que conformar con el tercer puesto en el grupo G, detrás de Brasil y Portugal.


25/06/2010 - 12:55

Mucho antes de que el español Alberto Undiano Mallenco diera el pitazo inicial, se sabía que iba a ser un partido atípico. No había que ser Nostradamus, ni mucho menos, para saber que habría un equipo, Costa de Marfil, que saldría con todo a buscar un triunfo por una goleada histórica ante un rival, Corea del Norte, con extremas limitaciones y con la única intención de evitar sufrir otro papelón como le había sucedido frente a Portugal.

El problema para Costa de Marfil, además de lo que representaba la obligación de tener que sacar una ventaja de varios goles, era que también precisaba de una victoria de Brasil ante Portugal. Un empate entre brasileños y  lusitanos dejaba a los africanos sin ninguna chance de clasificar a octavos de final.  

Ni un minuto demoró el equipo dirigido por Sven Goran Eriksson en llevar peligro al arco de Myong Guk. Fue a través de Keitá, quien recibió por derecha, dentro del área, y sacudió de derecha. El uno asiático respondió bien.

Así, se fueron repitiendo las situaciones de gol. A los 10', el asistente marcó una posición adelantada de Drogba, cuando el delantero había cabeceado al gol. Pero la apertura del marcador no se iba a demorar mucho más. Tres minutos más tarde, Yaya Touré recibió en la puerta del área un pase de Boka, levantó la cabeza, abrió el pie y la colocó con mucha rosca, abajo junto al palo izquierdo del arquero coreano.

El 1-0 envalentonó a los marfileños, que fueron por más. Y seis más tarde, llegó el 2-0. Drogba bajó con notable categoría un centro alto y cruzado, giró hacia su perfil derecho y sacó un potente remate que dio en el travesaño, frente al intento en vano de Myong Guk. El rebote le quedó ideal para la arremetida de Romaric, quien le ganó a la marca y conectó de cabeza, con el arco libre. La ilusión africana iba tomando forma.

Aunque el dilema de Costa de Marfil, sin embargo, estaba más en Durban que en el Mbombela Stadium de Nelspruit. Y, encima, el reloj comenzó a ser otro rival adicional. Así, cada gol errado por Drogba y compañía se lamentaba cada vez un poco más.

Más allá del 2-0 al término del primer tiempo, daba la sensación de que Costa de Marfil era capaz de alcanzar esa diferencia de al menos ocho goles. Pero para que ocurriera eso, Brasil debía ayudar y las noticias que llegaban no eran las mejores...

Quizás desalentado por esa situación y por contar con su máxima figura (Drogba) apagada, Costa de Marfil bajó el ritmo y ya la presión que sintió Corea del Norte fue más leve. Sin hacer demasiados ajustes, los asiáticos aguantaron a lo largo de casi todo el segundo tiempo, hasta que a nueve minutos del final y con pocas expectativas, los africanos encontraron el 3-0 por intermedio de Salomon Kalou. Aunque fue para decorar, ya que la historia, para ese entonces, estaba escrita.

Mucho antes de que el español Alberto Undiano Mallenco diera el pitazo inicial, se sabía que iba a ser un partido atípico. No había que ser Nostradamus, ni mucho menos, para saber que habría un equipo, Costa de Marfil, que saldría con todo a buscar un triunfo por una goleada histórica ante un rival, Corea del Norte, con extremas limitaciones y con la única intención de evitar sufrir otro papelón como le había sucedido frente a Portugal.

El problema para Costa de Marfil, además de estar obligado a sacar una ventaja de varios goles, era que también precisaba de una victoria de Brasil ante Portugal. Un empate entre brasileños y  lusitanos dejaba a los africanos sin ninguna chance de clasificar a octavos de final.  

Ni un minuto demoró el equipo dirigido por Sven Goran Eriksson en llevar peligro al arco de Myong Guk. Fue a través de Keitá, quien recibió por derecha, dentro del área, y sacudió de derecha. El uno asiático respondió bien.

Así, se fueron repitiendo las situaciones de gol. A los 10', el asistente marcó una posición adelantada de Drogba, cuando el delantero había cabeceado al gol. Pero la apertura del marcador no se iba a demorar mucho más. Tres minutos más tarde, Yaya Touré recibió en la puerta del área un pase de Boka, levantó la cabeza, abrió el pie y la colocó con mucha rosca, abajo junto al palo izquierdo del arquero coreano.

El 1-0 envalentonó a los marfileños, que fueron por más. Y seis más tarde, llegó el 2-0. Drogba bajó con notable categoría un centro alto y cruzado, giró hacia su perfil derecho y sacó un potente remate que dio en el travesaño, frente al intento en vano de Myong Guk. El rebote le quedó ideal para la arremetida de Romaric, quien le ganó a la marca y conectó de cabeza, con el arco libre. La ilusión africana iba tomando forma.

Aunque el dilema de Costa de Marfil, sin embargo, estaba más en Durban que en el Mbombela Stadium de Nelspruit. Y, encima, el reloj comenzó a ser otro rival adicional. Así, cada gol errado por Drogba y compañía se lamentaba cada vez un poco más.

Más allá del 2-0 al término del primer tiempo, daba la sensación de que Costa de Marfil era capaz de alcanzar esa diferencia de al menos ocho goles. Pero para que ocurriera eso, Brasil debía ayudar y las noticias que llegaban no eran las mejores...

Quizás desalentado por esa situación y por contar con su máxima figura (Drogba) apagada, Costa de Marfil bajó el ritmo y ya la presión que sintió Corea del Norte fue más leve. Sin hacer demasiados ajustes, los asiáticos aguantaron a lo largo de casi todo el segundo tiempo, hasta que a nueve minutos del final y con pocas expectativas, los africanos encontraron el 3-0 por intermedio de Salomon Kalou. Aunque fue para decorar, ya que la historia, para ese entonces, estaba escrita.

ENCUESTA

Sin Maradona, ¿quién debe ser el técnico de la Selección?

  • Alejandro Sabella
  • Claudio Borghi
  • Gerardo Martino
  • Sergio Batista
  • Otro

MISION MUNDIAL WEB TV

Zdenko Strba 15' PT

Robert Vittek 39' PT

Peter Pekarik 4' ST

Juraj Kucka 36' ST

tarjetas

30' PTFabio Cannavaro

22' STGiorgio Chiellini

30' STSimone Pepe

37' STFabio Quagliarella

Estadio Ellis Park Stadium - Arbitro Howard Webb

* Calificación de Clarín