08:22hs 13:22hs
Todos los resultados

Los que quedaron:

Sudáfrica  -  Francia  -  Grecia  -  Nigeria  -  Eslovenia  -  Argelia  -  Australia  -  Serbia  -  Dinamarca  -  Camerún  -  Costa de Marfil  -  Corea del N.  -  Nueva Zelanda  -  Italia  -  Suiza
Honduras  -  Corea del S.  -  EE.UU.  -  Inglaterra  -  México  -  Eslovaquia  -  Chile  -  Japón  -  Portugal  -  Brasil  -  Ghana  -  Argentina  -  Paraguay

Ni Messi, ni Higuaín ni Tevez: fue la tardecita de los goles de Diego

Dos goles de tiro libre del director técnico de la Selección fueron lo más destacado de la práctica. Apenas se vieron remates al arco por parte de cuatro jugadores para exigir a los tres arqueros. Hubo unos 300 hombres de prensa de todo el mundo.

09/06/2010 - 18:17 / PRETORIA. ENVIADO ESPECIAL / Sergio Danishewsky - sdanishewsky@clarin.com

Unos 300 periodistas de todo el mundo les podrán contar a sus hijos lo que todo almanaque desmentiría prolijamente: que fueron testigos de la tarde -sin viento, pero muy fría- en la que Diego Maradona anotó dos goles en la antesala del Mundial de Sudáfrica.

Así como se lee. Fueron dos golazos de tiro libre. Parado dos metros fuera del área, casi en el vértice derecho, Diego metió dos chanfles -de zurda, obvio- para dejar parados a Romero primero y a Pozo después. Los habría dejado parado a los dos juntos. Los remates formaron parte de movimientos muy livianos dispuestos por el técnico después del 2-0 de los probables titulares sobre los sparrings. De un lado Agüero, Milito, Pastore, Palermo y Maradona. En el arco, turnándose, Romero, Andújar y Pozo.

Fueron 15 minutos de práctica que dieron toda la impresión de haber sido organizados sólo para cumplir con las disposiciones de la FIFA. Decenas de camarógrafos, fotógrafos y periodistas se apostaron en la tribuna de la cancha principal de la Universidad de Pretoria para retratar a los jugadores argentinos. Pero a falta de Messi, Tevez, Verón y compañía, bueno fue el eterno Diego.

Hubo tímidos aplausos después de cada conversión de Diego. Y ganas de más. Pero hubo que conformarse con ese ratito y con las declaraciones de los dos futbolistas designados para conversar con la prensa del mundo: Mario Bolatti y Gabriel Heinze. La explicación de su presencia es, ni más ni menos, llevar las camisetas 5 y 6 en la lista oficial. Mañana, si no diluvia, será el turno de Di María (7) y Verón (8).

Si no hubo noticias de la práctica, con la reiteración de un equipo que está casi confirmado, tampoco las hubo después, cuando Heinze y Bolatti dijeron más o menos lo que se esperaba que dijera.

Heinze, que contesta con cierto fastidio las preguntas ásperas y a veces contesta con el mismo fastidio algunas preguntas complacientes, dijo que el equipo está “muy bien, pero habrá que esperar hasta el sábado para que todos lo vean”. Que Nigeria es un equipo “directo, con jugadores a los que tuve de compañeros y que sé cómo pueden rendir”. Que cuando observa el gran nivel de sus compañeros en la selección se dice “Puta, ¿por qué no?”. Y que no se siente cuestionado por nadie porque “si cuatro entrenadores de primer nivel me eligieron, por algo será”.

Bolatti dijo una vez más que “siempre” soñó con jugar en la Selección, y que ahora que concretó ese sueño tiene otro: ser campeón del mundo. Que él es volante central, pero que “no tendría problemas en jugar donde el técnico me ponga”. Y que le alegraría mucho que fuera Messi “la figura del Mundial”.

Acaso los 60 coreanos que llegaron en un ómnibus especialmente para cubrir la práctica, o las decenas de brasileños, o el equipo de la TV polaca, o los rusos, los españoles e italianos, se hayan quedado con gusto a poco con la atención a la prensa. Hicieron una cola para ingresar al predio y otra de más de media hora para ver al pequeño grupo en acción. Pero se llevaron dos golazos de Diego. Y lo podrán contar siempre.

Tags

ENCUESTA

Sin Maradona, ¿quién debe ser el técnico de la Selección?

  • Alejandro Sabella
  • Claudio Borghi
  • Gerardo Martino
  • Sergio Batista
  • Otro

MISION MUNDIAL WEB TV